martes, 24 de noviembre de 2009

Si mi Ficción fuera REAL

Si mi ficción fuera real,
saltaría de nube en nube;
de la mano de amor leal
que hasta ahora nunca lo tuve.

Sobraría felicidad
y lo oculto no existiría;
brillaría fidelidad,
no habría algo que fingiría.

Si fuese toda mi ficción real,
exclamaría mi protagonista:
Tu verso es tan especial
que tengo amor a la vista.

Mostraría al mundo entero
que la protagonista más que el poema,
en el corazón anda primero
del poeta que siempre ama.

Si fuese tan sólo un poco,
no sería difícil ser amado;
Yo te amaría como un loco,
¡no sería tan complicado!

Hallar en ti, mi mirada,
en una vida eternal;
ya no andaría ignorada
si mi Ficción fuera REAL.

lunes, 16 de noviembre de 2009

ilusión en espera de amor

Fue un poco larga la espera,
los minutos no dejaban de pasar;
Pensé en qué pasaría si me fuera
y me aseguré que me tenía que quedar.

Al fin cuando levanté la mirada,
vi un brillo en ese único lugar,
donde esperaba ella parada
el segundo exacto para poder bajar.

Iluminaba cada peldaño de aquella escalera,
y se ponía más preciosa en cada paso;
No dejaba de mirarla aunque se fuera
la hora en mi reloj, no le hice caso.

Con toda su luz iba avanzando,
deslumbrando tal belleza
y mi corazón emocionando,
no había otra sonrisa como esa.

Esa que expresaba felicidad,
y una intensa mirada de ilusión;
Quisiera verla por la eternidad,
creerlo todo y que no sea una ficción.

Se oían palabras, risas y canciones,
y por mi cabeza cruzaba solo una rima;
aunque a mi lado se movían con bacilones,
ni aun asi, yo le quitaba la mirada de encima.

La noche avanzó y tuve que despedirme,
antes que todos, y así, salir;
Aunque por dentro moría por quedarme,
había un gran motivo y me tenía que ir.

Corrí, volé y por toda la noche, alegre,
esa sonrisa en mi corazón guardé;
Con una ilusión que deseo, se integre
a la suya y decir: A mi amor encontré.

viernes, 9 de octubre de 2009

Alto al tiempo perdido

Los días se pierden,
el tiempo pasa y pasa;
Todo avanza a un solo ritmo,
todo menos un corazón maltrecho.

¿Qué más hay que esperar?
Si nada cambiará,
¿por qué el corazón no avanza
al mismo paso que la vida?

¿Será que estoy viviendo a ciegas
como enemigo de mi propio corazón?
Tal vez nunca quise abrir los ojos,;
nunca antes, ¡No! hasta hoy....

Hoy que mi alma se cansó
de soportar por amor, dolores;
Por tonterías sufriendo, llorando,
cada día más, más y más....

De mil veces de creer que lo logré,
esta vez no caeré,
esta vez no fallaré.

Mis ojos miran alto,
y en lo alto está el corazón,
el mismo que estuvo maltrecho,
el mismo que todo soportó;

Ese mismo va sonriendo al futuro,
viviendo el presente
y sin mirar el pasado.

Difícil es la decisión,
más complicado el mantenerla,
pero libre estaré de esta prisión;
Felicidad, ¡cuánto anhelo tenerla!

Porque hoy vuelvo a vivir,
no perderé más el tiempo;
No me impedirás ya, seguir;
lo logré y para atrás jamás volveré.

domingo, 19 de julio de 2009

Olvidar...!

Todo se torna tan difícil,
en las noches no dejo de pensar.
Quisiera que fuera fácil olvidar
y lo más rápido posible, el dolor borrar.

jueves, 16 de julio de 2009

Olvidar, quisiera.

Un corazón vacío,
no es eso lo que tengo.
Es un sentimiento vivo,
que aunque no quiero contengo.

Quisiera no sentir frío,
quisiera no estar sufriendo;
Sentir que ya te he perdido,
me tumba y deja cayendo.

Quisiera olvidar, lo ansío,
parece que estoy muriendo;
me siento aun tan herido,
¡qué triste este pensamiento!

Que pase rápido, pido,
no quiero seguir fingiendo
por fuera, estar tranquilo,
que asi me voy destruyendo.

La mente me juega sucio,
y superarlo ahora no puedo.
El tiempo que haga lo suyo,
no quiero fallar de nuevo.

Concluye triste y sin prosa,
despacio cada palabra;
Sin días ni horas rosa,
llorando en el fondo mi alma.

Buscando razones para sonreir

Con un verso o una rima,
poner fin es lo que quiero.
Que ya el llanto se termina
sin usar un cancionero.

En mi casa, en las calles,
caminando o durmiendo;
mis sonrisas voy buscando,
en el centro de recuerdos.

Miro cartas y regalos,
más de mil fotografías;
¡son antiguas! fui pensando:
Mira cómo sonreías.

Esto busco, esto quiero,
digo: ¿cuánto hace de esto?
¡Mucho tiempo! y sin verlo,
en el suelo fui viviendo.

Ya no quiero, no con lágrimas,
no con lluvias ni lamentos.
Ahora quiero ir buscando
mil razones con sonrisas.

Mil motivos, viendo arriba,
¡así quiero vivir!
Decir siempre: ¡Voy buscando
razones para sonreir!

viernes, 10 de julio de 2009

¡Nunca me quisiste!

Fuertes emociones,
vanas alegrías;
Falsas ilusiones
con palabras frías.

Mucha indiferencia,
¿cuándo me quisiste?
pienso con paciencia:
no sé lo que hiciste.

Tardes sin canciones,
noches que partías
lejos de visiones
que jamás tenías.

Con inteligencia,
siempre retuviste
toda mi conciencia,
¡¡cómo lo viviste!!

¡Más de mil razones!
Creí que me amarías;
y sin condiciones
de mí, te enamorarías.

Cuánta la paciencia
y nunca me quisiste,
ni aunque mi presencia
a cada hora sentiste.

Ví tus confusiones,
cómo me herirías;
imaginaciones,
más no me darías.

No me fío en ciencia,
mi vida entera heriste;
con poemas, sin canciones,
nunca me quisiste.

domingo, 19 de abril de 2009

Simplemente ¡Feliz!

Me sacas una sonrisa
cuando mi día es amargo,
cuando tan solo veo brisa
en un camino tan largo.

Suelo pensar en tus ojos
que brillan aun en un llanto;
Nunca los vi tan preciosos,
nunca tan llenos de encanto.

Pasa muy lento el día a día
en el que verla no puedo,
mi corazón solo ansía
el momento en el que feliz yo quedo.

Es cuando estoy a tu lado
que ya ni el tiempo yo siento,
y es que parece hechizado
mi corazón que suelta al viento:

Por existir doy las gracias,
¡qué regalo el conocerte!
Por ser tu amigo aun más gracias,
¡qué privilegio el quererte!

Que aun más siga creciendo,
esto, que Dios nos ha dado.
Y siempre, siempre iré diciendo:
Gracias a tí, Dios amado.

Josué Vivanco A.