viernes, 10 de julio de 2009

¡Nunca me quisiste!

Fuertes emociones,
vanas alegrías;
Falsas ilusiones
con palabras frías.

Mucha indiferencia,
¿cuándo me quisiste?
pienso con paciencia:
no sé lo que hiciste.

Tardes sin canciones,
noches que partías
lejos de visiones
que jamás tenías.

Con inteligencia,
siempre retuviste
toda mi conciencia,
¡¡cómo lo viviste!!

¡Más de mil razones!
Creí que me amarías;
y sin condiciones
de mí, te enamorarías.

Cuánta la paciencia
y nunca me quisiste,
ni aunque mi presencia
a cada hora sentiste.

Ví tus confusiones,
cómo me herirías;
imaginaciones,
más no me darías.

No me fío en ciencia,
mi vida entera heriste;
con poemas, sin canciones,
nunca me quisiste.

No hay comentarios: