viernes, 9 de octubre de 2009

Alto al tiempo perdido

Los días se pierden,
el tiempo pasa y pasa;
Todo avanza a un solo ritmo,
todo menos un corazón maltrecho.

¿Qué más hay que esperar?
Si nada cambiará,
¿por qué el corazón no avanza
al mismo paso que la vida?

¿Será que estoy viviendo a ciegas
como enemigo de mi propio corazón?
Tal vez nunca quise abrir los ojos,;
nunca antes, ¡No! hasta hoy....

Hoy que mi alma se cansó
de soportar por amor, dolores;
Por tonterías sufriendo, llorando,
cada día más, más y más....

De mil veces de creer que lo logré,
esta vez no caeré,
esta vez no fallaré.

Mis ojos miran alto,
y en lo alto está el corazón,
el mismo que estuvo maltrecho,
el mismo que todo soportó;

Ese mismo va sonriendo al futuro,
viviendo el presente
y sin mirar el pasado.

Difícil es la decisión,
más complicado el mantenerla,
pero libre estaré de esta prisión;
Felicidad, ¡cuánto anhelo tenerla!

Porque hoy vuelvo a vivir,
no perderé más el tiempo;
No me impedirás ya, seguir;
lo logré y para atrás jamás volveré.