sábado, 19 de junio de 2010

¡Feliz Día Papá!

No buscaré en cielo alto,
tampoco en el mar profundo.

No llegaré a dar un salto,
pues no tomará ni un segundo

pensarlo y exclamar: "¡Alto!
¡Tengo yo al mejor padre del mundo!